SAN, 28 de Marzo de 2011

Ponente:ANA ISABEL GOMEZ GARCIA
Emisor:Audiencia Nacional. Sala Contencioso Administrativo, Sección 8ª
Número de Recurso:578/2009
RESUMEN

EXTRANJERIA. ASILO. El expresado precepto -artículo 17.2 de la Ley 5/1984 -, tras haberse establecido en el número anterior que la inadmisión a trámite o la denegación de la solicitud de asilo determinarán el rechazo en frontera o la salida obligatoria o expulsión del territorio español, según los casos, del extranjero, si careciera de alguno de los requisitos para entrar o permanecer en España... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA

Madrid, a veintiocho de marzo de dos mil once.

Visto el presente recurso contencioso administrativo nº 578/09 interpuesto ante esta Sala de lo Contencioso-Administrativo de la

Audiencia Nacional, por el Procurador D. Francisco Javier Díaz Menéndez, en nombre y representación de D. Constantino , contra la Resolución del Ministerio del Interior, de fecha 22 de julio de 2009, sobre denegación del

reconocimiento de la condición de refugiado y el derecho de asilo, en el que la Administración demandada ha estado dirigida y

representada por el Abogado del Estado.

Ha sido Ponente la Ilma. Sra. Dª. ANA ISABEL GOMEZ GARCIA, Magistrada de la Sección.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

El presente recurso contencioso-administrativo se interpone por la representación procesal de D. Constantino , contra la Resolución del Ministerio del Interior, de fecha 22 de julio de 2009, que le deniega el reconocimiento de la condición de refugiado y el derecho de asilo.

SEGUNDO

Presentado el recurso, se reclamó el expediente administrativo y se dio traslado de todo ello a la parte actora para que formalizara la demanda, la cual expuso los hechos, invocó los fundamentos de derecho y terminó por suplicar que, previos los tramites legales pertinentes, se dicte sentencia en la que, estimando el recurso, se declare no ser conforme a derecho la resolución impugnada, revocándola, concediendo el derecho de asilo y reconociendo la condición de refugiado al recurrente. Subsidiariamente, atendiendo a las especiales circunstancias del caso, se le autorice la permanencia en España al amparo del artículo 17.2 de la Ley 5/1984. Con imposición de costas a parte demandada

TERCERO

Formalizada la demanda se dio traslado al Abogado del Estado para que la contestara, el cual expuso los hechos y fundamentos de Derecho y suplicó se dictara sentencia desestimando el recurso, con imposición de costas a la recurrente.

CUARTO

Habiendo sido solicitado el recibimiento a prueba del procedimiento, se acordó en auto de fecha 12 de abril de 2010, sin que ninguna de las partes propusiera medio de prueba alguno, y quedaron los autos conclusos, señalándose para votación y fallo el día 23 de marzo del año en curso en que, efectivamente, se votó y falló.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Se dirige el presente recurso contra la resolución de fecha 22 de julio de 2009, dictada por el Subsecretario de Interior, por delegación del Ministro del Interior, denegatoria del reconocimiento de la condición de refugiado y el derecho de asilo al recurrente D. Constantino , nacional de Colombia.

Se razona en los fundamentos de dicha resolución, como motivos de la denegación del asilo solicitado, en síntesis, que el relato en el que basa su solicitud resulta inverosímil, incongruente y contradictorio en la descripción de los hechos que motivaron la persecución alegada y de los aspectos esenciales de dicha persecución, y contradice hechos y circunstancias suficientemente acreditados según la información disponible su país de origen y la recogida en expediente, por lo que puede razonablemente dudarse de la veracidad de tal persecución, sin que se deduzcan del expediente otros elementos que indiquen que la misma haya existido o que justifiquen un temor fundado a sufrirla. Los elementos probatorios aportados por el solicitante no pueden considerarse como prueba o indicio de la persecución alegada, ya que presentan irregularidades sustanciales por lo que no pueden considerarse prueba o indicio probatorio de la persecución alegada.

En consecuencia, en la resolución impugnada no se aprecia la existencia de temores fundados de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas que permitan reconocer la condición de refugiado, tal como exige el artículo 1.A.2, párrafo primero, de la Convención de Ginebra de 1951, sobre el Estatuto de los Refugiados , y conforme a lo dispuesto en el artículo I.2 del Protocolo de Nueva York de 1967, sobre dicho Estatuto , instrumentos internacionales ambos a los que expresamente se remite el artículo 3 de la Ley de Asilo . Tampoco se aprecian razones humanitarias o de interés público para autorizar la permanencia en España al amparo del artículo 17.2 de la Ley de Asilo .

SEGUNDO

Frente a los anteriores razonamientos, en la demanda del recurso se alega que el solicitante relató amenazas por parte de las FARC así como presiones para que se uniera a ellos, siendo sobradamente conocida la existencia de esta guerrilla, así como los métodos de acoso, intimidación extorsión que utiliza; el solicitante pertenece al partido conservador, razón por la que la guerrilla se pone en su contra y le presiona para que se incorpore a sus filas; hace un relato de hechos ocurridos contra varios miembros de su familia, concretamente la muerte en extrañas circunstancias de su tío y de su hermano. Que es suficiente una prueba indiciaria de la existencia del elemento subjetivo, siendo los hechos relatados suficientes para que el interesado se sienta atemorizado y vea peligrar su propia vida.

El Abogado del Estado se opone a la estimación del recurso por las razones expuestas en su escrito de contestación a la demanda.

TERCERO

La Constitución española dispone en su artículo 13.4 que «la ley establecerá los términos en que los ciudadanos de otros países y los apátridas podrán gozar del derecho de asilo en España» .

La Ley 5/1984, de 26 de marzo , reguladora del Derecho de Asilo y de la Condición de Refugiado, modificada por la Ley 9/1994, de 19 de mayo, establece en su artículo 3 :

"1. Se reconocerá la condición de refugiado y, por tanto, se concederá asilo a todo extranjero que cumpla los requisitos previstos en los Instrumentos Internacionales ratificados por España, y en especial en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, hecha en Ginebra el día 28 julio 1951 , y en el Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados, hecho en Nueva York el 31 enero 1967 . (...)"

Tales requisitos son (art. 1 de la Convención y I.2 del Protocolo):

«Que debido a fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda, o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país; o que, careciendo de nacionalidad y hallándose fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA